(Foto: twitter Magario)

Los intendentes opositores renovaron el pedido al gobierno de María Eugenia Vidal para que traspase las policías locales a la órbita municipal. En un acto encabezado por Verónica Magario y Martín Insaurralde (intendente de Lomas de Zamora), el reclamo llegó luego de varios hechos de inseguridad que pusieron a la problemática al tope de la agenda pública.

En el marco de un Encuentro de Seguridad Ciudadana en la legislatura bonaerense, Magario señaló que “el tema de la inseguridad ha crecido fuertemente. Y el tema del delito es cada vez más alto y feroz, que combinado con la droga agrava todo el cuadro”.

A pesar de su nombre, la policía local aún depende del gobierno de la Provincia de Buenos Aires, y el reclamo de los intendentes es el traspaso de la fuerza con sus recursos a su órbita. En ese sentido, la intendenta explicó que “los municipios pagamos el combustible, los edificios donde funcionan, los equipamientos de comunicación pero lo único que no hacemos es pagar los sueldos y tomar decisiones”.

La foto política del encuentro

La nota política que la actividad reunió a Magario con intendentes peronistas y diputados bonaerenses que responden al bloque del PJ, conducido por Julio Pereyra. Este bloque (llamado “de los intendentes) se escindió del de Unidad Ciudadana (donde revistan los legisladores que responden a Magario) para adoptar una estrategia menos confrontativa con Cambiemos.

El reclamo llega además un día después de la cumbre entre Magario y el ministro de seguridad Cristian Ritondo, que significó un acercamiento luego de semanas de roces tras el asesinato de Leandro Alcaraz y el copamiento de la Comisaría 1ra de San Justo.