La legislatura bonaerense volverá a vivir una jornada agitada y este jueves tratará la reforma impositiva que el gobernador Axel Kicillof envió para recaudar en el inicio de su gestión. Se trata de los impuestos provinciales que pagarán los bonaerenses durante 2020.

El proyecto que envió el Ejecutivo provincial cuenta 108 artículos y comenzará a tratarse en el Senado, donde Juntos por el Cambio tiene mayoría. El quórum sin embargo está garantizado tras las negociaciones con María Eugenia Vidal, quien habilitó que sus 26 senadores den el debate. Se espera que el viernes arranque en Diputados.

Desde el equipo de Kicillof informaron que los aumentos de los impuestos de la provincia son “progresivos” y acompañarán en igual magnitud la inflación de 2019, estimada en 55%. “Es fundamental hacer más justa la recaudación, cobrando más al que más puede y generando alivio a los pequeños y medianos productores y propietarios”, explica el proyecto.

Qué impuestos aumentan

Impuesto Inmobiliario Rural y Urbano: los sectores de altos ingresos recibirán un aumento mayor. Las propiedades de menor valuación fiscal pagarán un incremento menor a la inflación proyectada, aumentando tan sólo 15%, pero en las de mayor valor fiscal el impuesto llegará hasta el 75%.

Según se detalla en el proyecto, el 86% de las propiedades (3.843.187) recibirá un incremento menor a $3.500 durante todo el año que viene, que se pagarán en cinco cuotas. Además, habrá exenciones para propiedades de hasta 100 hectáreas dedicadas total o parcialmente a la producción tambera, o para propiedades de hasta 50 hectáreas destinadas a la producción agropecuaria.

De todas formas, es la medida que más críticas levantó por los sectores afectados por los aumentos, a los que desde el gobierno le respondieron: “para grandes propietarios aumenta hasta 75% pero si hace en un solo pago queda igual que la inflación porque se le descuenta el 20%. Es el 7% de quienes tienen grandes propiedades urbanas y unos 300 productores rurales que tiene más de 2.000 hectáreas. No sé donde está el impuestazo”, dijo el jefe de Gabinete, Carlos Bianco en radio La Red.

Impuesto Urbano Baldío: se ajustará en promedio por el equivalente a la inflación registrada durante 2019 pero se buscará mantener su valor durante 2020. Las propiedades de menor valor fiscal pagarán un aumento del 15%, muy por debajo de la inflación, mientras que para las de mayor valor fiscal la variación anual sería incluso más del 90%.

Automotores y embarcaciones: no se modificará la tabla de alícuotas para automotores pero sí lo hará para embarcaciones deportivas, modificando los rangos con el fin de lograr una mayor progresividad. La alícuota mínima para el impuesto sobre embarcaciones deportivas será de 5,5% y la máxima se ubicaría en 13%.

Ingresos Brutos: se replicarán las alícuotas de 2019, con aumentos en algunos sectores pero que no superarán el 1%.