Axel Kicillof presentó los principales puntos del paquete impositivo que busca aprobar en la legislatura, apurado por fuertes vencimientos de deuda que debe enfrentar la provincia en los próximos días.

En su cuenta de Twitter, remarcó que “el proyecto presentado está muy lejos de ser ‘impuestazo’. Por el contrario, la propuesta consiste en actualizar la recaudación para que no se reduzca en términos reales”. Además, ponderó el “enfoque progresivo que se aplicó al impuesto inmobiliario urbano y rural”, con mayores aumentos para los más ricos y menores para los sectores medios y bajos. Este es uno de los focos de conflicto con la oposición, que exige topes a los contribuyentes de mayor poder adquisitivo.

Además enumeró las modificaciones que propuso para destrabar el proyecto de ley, en medio de las complejas negociaciones con Cambiemos:

  1. Reducción del segmento que tendrá incremento por encima de la inflación a menos del 25% de las partidas, sosteniéndose la progresividad del impuesto.
  2. Jubilados de haberes mínimos quedan exceptuados del pago del impuesto inmobiliario urbano
  3. Se reduce la alícuota de ingresos brutos a los servicios jurídicos, notariales, de contabilidad, auditoría y asesoría fiscal, de diseño especializado, actividades profesionales científicas y técnicas.
  4. Se reducen las alícuotas a venta en comercios minoristas de almacén, alimentos, kioscos.
  5. Extensión de beneficios para pymes del sector agropecuario.
  6. Exención del pago del impuesto automotor para transportes municipales.
  7. Descentralización en los municipios del cobro de patentes modelos 2009.
  8. Exención del pago de tasas e impuesto inmobiliario a asociaciones civiles (clubes de barrio, centros de jubilados, bomberos voluntarios).
  9. Techo al incremento del impuesto automotor (patentes) que no podrá ser mayor a la inflación de 2019 (50%), ya que por la devaluación de 2019 el valor de los vehículos creció desmesuradamente.