En el marco de los conflictos habitacionales que están en evidencia en la Provincia de Buenos Aires, el Gobernador Axel Kicillof presentó el Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat, que contará con una inversión de 190.186 millones de pesos y se ejecutará por los próximos tres años.

El anuncio realizado ayer en el Salón Dorado de la Gobernación indica la construcción de 33.600 viviendas nuevas; la reactivación de 9.738 obras de viviendas cuya edificación se encuentra frenada; el desarrollo de 85.353 lotes con los respectivos servicios y 18.426 obras de mejoras habitacionales y de hábitat.

Además, se desarrollarán 507 proyectos integrales de urbanización en barrios populares del territorio bonaerense y para el programa Procrear se llevará a cabo la construcción de 6.213 viviendas y la puesta en valor de 5.846 lotes. Para esto, se creará la Unidad Provincial de Tierra y Vivienda.

Al respecto, Kicillof sostuvo que “las cuestiones del ordenamiento territorial, de la producción de tierra urbana, de la construcción de viviendas, como también el acceso al crédito y la tierra, no se van a resolver a través del libre mercado y la desregulación sino que se necesita la acción del Estado“.

“La pandemia puso a la vista el problema de acceso a derecho a la vivienda”, expresó el mandatario provincial, que a la vez marcó los objetivos de su gestión al afirmar que “lo que estamos haciendo a cada paso es abordar los problemas y poner en marcha un proceso de solución”.

Del acto participaron la vicegobernadora, Verónica Magario; la titular de la ANSES, Fernanda Raverta; la Ministra nacional de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa; y la Ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García. Además, hubo intendentes presentes, entre ellos, Fernando Espinoza.