En la sesión especial de ayer, la Cámara de Diputados de la Nación rindió homenaje al cura Basilicio “Bachi” Brítez, quien falleció el sábado pasado tras permanecer más de dos meses internado por covid 19. Era párroco de la iglesia San Roque González del barrio Almafuerte, en San Justo y muy cercano al Papa Francisco.

La moción fue propuesta por el Diputado Nacional del Frente de Todos, Nicolás Rodríguez Saa y aceptada por quien era la presidenta del cuerpo en ese momento, Cecilia Moreau.

“Quiero homenajear a un curita villero, el Padre “Bachi”, de La Matanza, quien murió hace unos días por coronavirus. Era una persona muy noble y merece todo nuestro respeto, porque logró, junto al compañero Alberto Balestrini, quien también fue presidente de esta Cámara, la urbanización de la Villa Palito. Murió a sus 52 años y, hoy, lo está llorando todo un barrio”, dijo Saa.

En ese entonces, Moreau dispuso un minuto de silencio al cual todos los presentes en el recinto llevaron adelante con total respeto, además de los diputados que seguían la sesión por videoconferencia.

El presidente de la Cámara, Sergio Massa, quien se encontraba en un receso, se integró al cuerpo en el momento que disponían el homenaje a “Bachi” para asistir también al minuto en honor al sacerdote matancero.

En su intervención Rodríguez Saá repasó la historia de “Bachi” y recordó que “vino a la Argentina de joven, a vivir a una villa de Bajo Belgrano”. “Había nacido en Villarrica, Paraguay, hijo de un zapatero y de una empleada doméstica. Nuestro querido “Bachi”, con diez años, se radicó en La Matanza, dejó una huella y se hizo un nombre”.

Tras su muerte Bachi fue recordado por muchos, pero en especial sus compañeros de la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia y el equipo de Sacerdotes de Villas de Capital y Gran Buenos Aires que en una declaración publica dijeron: “Gracias, Bachi, por unirnos hasta el final en este mundo que, para vos, ya es eternidad junto al Padre. Querido samaritano, que la Virgen de Caacupé te reciba y abrace en tu nueva casa donde todo es luz”.

Desde el Vaticano, el Papa Francisco le envió una esquela a Mons. Gustavo Carrara en oración por Bachi y los Curas Villeros.

El manuscrito entregado reza:
“Vaticano, 30 de agosto de 2020.
SER Mons. Gustavo Carrara.
En este momento de dolor y tristeza de todo el pueblo de Dios que vive en los barrios y villas de Buenos Aires quiero asegurar mi cercanía y mi oración.
Ruego por el P. Bachi, por su Obispo y por el pueblo fiel al que dedicó su vida, por vos y todos los Curas Villeros. Que Jesús los bendiga y la Virgen Santa los cuide. Fraternalmente, Francisco”