Los cuatro jueces de la Corte Suprema coincidieron en el fallo.

El máximo tribunal exigió al Gobierno Nacional realizar las audiencias públicas antes de aplicar un aumento del gas, por lo que la tarifa se retrotae a los precios anteriores, es decir, al 31 de marzo de este año.

Según trascendidos periodísticos, la anulación alcanza a los colectivos de usuarios residenciales hasta que se realice la audiencia, ya que anuló las resoluciones que establecían el incremento tarifario de transporte y distribución.

En cuanto al precio en boca de pozo, que explica el 60% del costo del gas, el Gobierno, a menos que se fije por la oferta y la demanda (es decir, sin injerencia del Ejecutivo), deberá realizar una audiencia.

Con este fallo, el Gobierno no podrá aplicar el tarifazo de manera retroactiva, ya que expresamente señala que las audiencias son una instancia previa al ajuste de los precios.