Foto: San Luis Real.

Este viernes volvió a aumentar el precio de los combustibles. El aumento lo encabezaron los surtidores de la petrolera Axion, que aumentó un 5% la nafta súper, 7% el diésel, 3,6% para la nafta premium y 4,1% el diésel premium.

La suba repercutirá en el resto de las petroleras, donde se espera que también modifiquen los precios de manera similar. Fuentes del sector informaron que YPF aumentará sus precios mañana en un 5,5% en promedio.

En lo que va del año, el combustible acumula alzas en promedio del 65%. La particularidad de la nueva suba es que llega en un contexto de baja del dólar y del precio crudo, dos de los valores que rigen el sector.

Esta situación le da espalda a las empresas para poder afrontar el retraso de los precios internos respecto de los valores internacionales luego de la devaluación. Sin embargo, decidieron avanzar en una nueva suba que impactará en todos los consumidores.

Los aumentos de combustibles presionará aún más en los números de la inflación ya que encarecerá los costos de traslados. En ese sentido, el aumento se hará este fin de semana para evitar que entre en la inflación de octubre.

Por otro lado, la contracara de los aumentos es la caída del consumo. De acuerdo a la cámara que agrupa a las estaciones de servicio la caída en la venta de naftas y gasoil fue 6,65%, al comparar los valores de este año con los del mismo periodo de 2017.