El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, estuvo en la presentación de obras de infraestructura para los municipios bonaerenses junto con el Gobernador Axel Kicillof, y fue contundente en cuanto a la situación en Argentina, afirmando que “decimos vivir en un país federal pero en los hechos se presenta como unitario. Es unitario en todas sus dimensiones”.

“El IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) dejó en evidencia que había millones de personas que el Estado ni siquiera tenia registrados”, reflexionó Fernández, que detalló que “había casi un tercio de argentinos de los que el Estado no sabia de ellos”. Por último, sentenció: “Eso debe avergonzarnos como sociedad”.

El Presidente recordó cuando Raúl Alfonsín modificó el dinero de la coparticipación de las provincias y redujo el ingreso de Buenos Aires para fomentar el desarrollo en el norte argentino. Al respecto, explicó que “esa voluntad federal falló y generó problemas estructurales en Buenos Aires que hasta hoy no hemos resuelto”.

Para finalizar, Alberto Fernández fue taxativo con su gestión y advirtió que “no podemos dejar que se sostenga y profundice la desigualdad”. Incluso fue más allá y le exigió a los intendentes y a sus ministros que “ese país justo que hay que construir nos tocó hacerlo a nosotros: no voy a dejar pasar la oportunidad y ustedes tampoco”.