Hubo fuego en la puerta de la legislatura bonaerense.

Con apoyo del massismo, el gobierno de María Eugenia Vidal consiguió aprobar sin debate la Ley de Emergencia Administrativa, que contaba con media sanción del Senado.

La sesión se tensó  tras el pedido del diputado de La Cámpora, Miguel Funes, solicitó al presidente del cuerpo, el massista Jorge Sarghini, que se permita ingresar a representantes gremiales a los palcos a presenciar la sesión. Sarghini se negó, y dio lugar al pedido del jefe de bloque de Cambiemos, Jorge Silvestre, de votar la ley sin debatir.

Entre gritos e insultos, votaron a favor los bloques de Cambiemos, el Frente Renovador, el FAP, el bloque Justicialismo Bonaerense que integran Hugo Oroño y Mario Giacobbe y el unibloque de Peronismo Bonaerense que conforma Mónica López. Se opusieron las bancadas kirchneristas (que están divididas en tres) y el monobloque de izquierda.

Al respecto, el diputado Fernando Navarro dijo que “pensé que los 90 habían quedado atrás. No vamos por buen camino si la policía tiene que poner orden, si los trabajadores no pueden ingresar al lugar en donde estamos quienes los representamos”.

Los incidentes en la calle

Mientras la sesión de diputados terminaba en escándalo, afuera de la legislatura se provocaron desmanes en confusos episodios, que terminaron en rotura de vidrios y un incendio en la puerta de acceso del palacio legislativo.

Convocados por ATE, de la movilización contra la aprobación de la ley participaron unos 50 mil trabajadores, nucleados en gran cantidad de gremios, entre los que están los de docentes (Suteba, FEB, Udocba, Federación Nacional docente, Sadop, Amet) y de auxiliares (Soeme), los médicos afiliados a CICOP y a AMRA y la Federación Universitaria de La Plata. También participaron el Sindicato Policial de Buenos Aires, la Asociación de Empleados del Ministerio de Obras Públicas de la provincia, los empleados de IOMA, los del Banco Provincia, los Conductores de Taxi y un gremio de campesinos productores de verduras y flores en las quintas que rodean la ciudad.