Los concejales Miguel Saredi, de Nueva Dirigencia, y Adrián Pagani, del Bloque Justicialista, hablaron con MD para analizar el impacto del posible adelantamiento de comicios provinciales que pretende el gobierno de María Eugenia Vidal.

Saredi remarcó que “me encantaría el desdoblamiento municipal y que sólo se vote a intendente, porque nos daría una oportunidad a muchos de pelear mano a mano quién es el mejor candidato. Si no se da esto, también soy partidario del desdoblamiento provincial”.

Y agregó: “la lista sábana horizontal hace que la gente vote desde un candidato a presidente, pasando por legisladores nacionales y provinciales, el gobernador y finalmente por el intendente, concejales y consejeros escolares”.

La comisión bicameral que fue creada para tal fin ya tuvo su primera reunión en la localidad de Mar del Plata, y se espera un nuevo encuentro el próximo 17 de enero en la ciudad de Azul. El legislador provincial matancero Facundo Tignanelli fue designado como secretario de esa comisión.

Por su parte, Pagani afirmó que “estoy en contra porque históricamente la elección para gobernador, intendente y todas las categorías electorales de la provincia se han realizado en forma simultánea con la elección nacional”.

En ese sentido, el edil oficialista subrayó que “realizar la elección desdoblada representa un gasto de más de $3.000 millones en una provincia que, ya para el presupuesto de este año, prevé un endeudamientode $70.000 millones”.

El dictamen final de la bicameral legislativa se conocerá el 28 de febrero y no es vinculante a decisión final que tome el ejecutivo provincial. El financiamiento de los partidos políticos fue excluido de la lista de temas a debatir.

Siguiendo con el debate, Saredi  recordó que “en general, las estructuras mayoritarias políticas les conviene una mesa chica y elegir los candidatos a dedo. Al tener su candidato a presidente y gobernador predeterminados, eligen al resto de la boleta que van invisibles y ocultos”.

Sin embargo, Pagani cree que “esto responde a una especulación política de la gobernadora Vidal que teme ser arrastrada por el derrumbe electoral de Macri”.

Por último, el director de ACUMAR concluyó afirmando que “un vecino que quiere ser candidato a intendente no necesite una estructuta jurídica, politica y electoral. Hay muchos vecinos y figuras reconocidas de las localidades que no pueden ser candidatos porque no tuvieron una buena negociación política o no tienen boleta”.