La previa de la ley del aborto: Lo que se sabe en el Senado

El rechazo se impone pero las organizaciones a favor de la legalización apuestan a la movilización en la calle para ganar la pulseada.

52

Este miércoles a las 10.30 comienza la votación por la ley de despenalización del aborto en el Senado. Los números que se barajan hasta este momento son de 37 senadores en contra de la ley, 31 a favor, dos indecisos, una abstención y una ausencia.

Los opositores al proyecto tienen la mitad más uno de los votos, sin embargo, el escenario aún no está cerrado y las negociaciones de último momento, sumadas a la presión que puede haber desde la calle, dejan margen que la ley pueda aprobarse.

El último movimiento que hubo en el conteo se dio el domingo con la senadora rionegrina Silvina García Larraburu del bloque de Unidad Ciudadana: pasó de apoyar el proyecto en sintonia con todo su bloque a rechazarlo.

“El proyecto es malo, no va a resolver la problemática de fondo” se justificó la senadora al afirmar que “los pobres no abortan” convocando a “ir en contra de esta moda”, dijo en diálogo con radio Mitre.

Las negociaciones de último momento

El proyecto de legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) no obtuvo dictamen en la reunión de comisiones llevada a cabo en el Senado por lo que se tratará el proyecto tal cual se aprobó en junio en la Cámara de Diputados, sin modificaciones.

La llave que puede abrir la aprobación de la ley puede venir de la mano de las modificaciones de sufra el proyecto, generando consenso en senadores que hoy se oponen a la ley. Pero los cambios sólo podrían introducirse en la votación en particular de cada artículo, que es el proceso posterior a la votación en general, es decir, cuando el proyecto se aprueba.

Los dos obstáculos que enfrentan quienes apoyan la ley son: obtener quórum, para lo que el Senado necesita la presencia en el recinto de 37 senadores (la mitad más uno); y conseguir dos tercios de los presentes para habilitar el tratamiento de un proyecto.

Entre los cambios propuestos para lograr un consenso más amplio de senadores se encontraban la baja de 14 a 12 semanas de límite para la interrupción del embarazo, la inclusión de la objeción de conciencia institucional y la eliminación de penas para médicos que se opongan a la realización de un aborto.

En caso de que se logre aprobar el proyecto con modificaciones, éste volverá a la Cámara de Diputados y deberá ser aprobado con mayoría de los presentes. Por el contrario, si el Senado lo rechaza, recién podría ser tratado nuevamente en el próximo período legislativo, es decir, en 2019.

La presión de la calle

Tras la multitudinaria movilización que acompañó, y en gran parte explicó, la ajustada aprobación del proyecto de ley en Diputados; quiénes impulsan la legalización esperan convocar a más de dos millones de personas hasta las puertas del Congreso Nacional exigiendo a los legisladores que aprueben la ley.

Cualquiera sea el resultado de la votación, la despenalización del aborto junto a otras demandas del creciente movimiento de mujeres de la Argentina quedarán instalados en la agenda política Argentina y serán los legisladores quiénes deberán dar respuestas a una sociedad que se encuentra en transformación.

Los “pañuelazos” como modalidad de intervenir en espacios públicos llevando en alto el pañuelo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito fueron una constante que se repitió en diferentes puntos del país desde que comenzó el debate.

En La Matanza, el fin de semana se llevaron a cabo pañuelazos en diferentes localidades del Partido militando la previa a la votación. Así se vieron manifestaciones en Ramos Mejía, Tapiales, San Justo y González Catán, llevados a cabo por diversas organizaciones de mujeres.

Los opositores a la despenalización del aborto también apuestan a la calle para expresar su repudio a la aprobación de la ley. El sábado realizaron una multitudinaria movilización tiñendo la Capital con el color celeste de los pañuelos “pro vida”, el oxímoron del pañuelo verde de la Campaña por el Aborto.

Mañana ambos grupos volverán a medir sus fuerzas y confluirán en la misma plaza, separados por las vallas, aguardando por las noticias que lleguen desde el Congreso.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta