La propaganda electoral de Cambiemos llegó a grupos escolares de familias en WhatsApp

Preocupado por el impacto electoral tras el fallecimiento de cinco indigentes en todo el país, el macrismo puso en funcionamiento su maquinaria de propaganda en grupos de chats de escuelas de Ramos.

El laboratorio electoral que comanda Marcos Peña desde la cúspide del poder comenzó a funcionar con la estrategia que será la novedad de la campaña 2019:  Incluir propaganda política de manera coordinada en grupos de WhatsApp, con contenido que simule haber sido generado por los propios usuarios.

La puesta en marcha de esta maquinaria se evidenció con el impacto negativo sobre la imagen del gobierno con el episodio de las cinco personas sin hogar muertas por ola de frío. Refuerza la idea de un partido político “que gobierna para los ricos”, mientras un indigente perdía la vida a cuatro cuadras de la Casa Rosada.

Ante la inacción del gobierno, el protagonismo se centró en la acción solidaria de Juan Carr y el club River Plate, que abrió las puertas del estadio para que unas 100 personas, adultos y niños, pasen la noche. La reacción del macrismo se ciñó a una insólita campaña negativa contra el propio Carr en las redes, y trascendidos del malestar de Macri con el presidente de River por dejarlo mal parado.

Los mensajes en los chats de escuelas de Ramos

(Foto: los mensajes similares pero no iguales que circularon en dos grupos escolares distintos de Ramos Mejía)

Este escenario tan adverso debe haber pasado factura en los estudios de opinión que realiza constantemente el Gobierno. Por la tarde de ayer, personas que participan en grupos de familias en Whatsapp (ex “chat de mamis”) de distintas comunidades educativas de Ramos Mejía reportaron haber recibido mensajes similares, que anunciaban medidas del gobierno porteño para atender la problemática de los indigentes. Una respuesta tardía e improvisada como control de daños por la coyuntura electoral.

Según las personas que compartieron los mensajes a MD, en los dos casos la reacción mayoritaria fue repudiar la propaganda electoral en grupos del ámbito educativo. Resulta curioso que la estrategia de Marcos Peña no se anticipe a esta postura, ya que cuando Macri gobernaba la Capital, lanzó un 0800 para denunciar “la política en las escuelas”, que tuvo mucha difusión en los medios.