Axel Kicillof y su ministro de Hacienda, Pablo López.

“Queremos honrar nuestros compromisos pero en este momento no hay capacidad para hacerlo” señaló el gobernador Axel Kicillof explicó en conferencia de prensa desde la Casa de gobierno bonaerense, en referencia a la solicitud de postergar el pago del bono de 275 millones de dólares que vence el 26 de enero. En ese marco, señaló que el contexto “que vuelve insostenible la situación financiera de la Provincia es el fuerte endeudamiento del Gobierno anterior”.

Si bien el bono en cuestión fue emitido durante la gestión de Daniel Scioli en 2011, el gobierno provincial señaló que la solicitud de retrasar el pago responde a la necesidad de tener un calendario de vencimientos sostenible en el tiempo. “Tenemos casi 3.000 millones de dólares de vencimiento, de los cuales 2.000 son atribuibles a la gestión anterior. El resto, 1.000 millones, a todas las gestiones anteriores. Es muy difícil defender la política de endeudamiento de (Mauricio) Macri, y (María Eugenia) Vidal”, señaló el gobernador.

Mientras la sumatoria de los bonos emitidos por el Estado provincial totalizaba los 56.471 millones de pesos en 2015, hacia el final de mandato María Eugenia Vidal la cifra aumentó a 419.482 millones de pesos. En tanto la deuda con organismos internacionales trepó un 309% en los cuatro años de gobierno de Cambiemos.

Además, la brutal devaluación del peso durante el gobierno de Mauricio Macri hizo encarecer el costo de la deuda , Como el Estado provincial recauda en pesos, implica un esfuerzo fiscal mayor la compra de los dólares necesarios para afrontar los vencimientos. En este sentido, Kicillof señaló que “Vidal tuvo que afrontar 4.500 millones de dólares de vencimiento”, mientras que en los próximos cuatro años “hay 8.800 millones, pero con un dólar que cuesta cinco veces más de lo que valía cuando ella se fue”.

La respuesta del entorno de Vidal

Quien se encargó de responder a Kicillof fue el diputado Alex Campbell, quien fue funcionario de la administración de Vidal. Sostuvo que “no hubo un crecimiento exponencial, ni se generó una deuda impagable” y agregó que “deberían agradecerle a Vidal, por haber terminado con las jubilaciones de privilegio, y haber reclamado la Coparticipación para la Provincia”.