Para hacer frente a las consecuencias económicas causadas por la pandemia y el consecuente aislamiento social preventivo y obligatorio, desde la Unión Obrera Metalúrgica seccional La Matanza le solicitaron una por una a todas las empresas del rubro el pago de un bono de $4.000 para los trabajadores.

Hugo Melo, Secretario General de la rama local del sindicato, dialogó con Matanza Digital y explicó las condiciones del pedido con el que se busca que “las empresas solidariamente colaboren con $4.000, que irían a cuenta de la paritaria”, que debía negociarse en abril y no pudo llevarse a cabo.

“Viendo que las empresas fueron ayudadas por el Gobierno a través del programa ATP y por la UOM Nacional, además de que se redujeron las cargas sociales, pagan entre el 20% y el 25% de los salarios”, señaló el líder metalúrgico, que además reclamó que “desde el 1 de abril los trabajadores deberían estar cobrando un sueldo diferente”.

Lo que explicó Melo refiere al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, a través del cual el Estado pagó el 50% de los salarios de los empleados en relación de dependencia; y al acuerdo aceptado por la Unión Obrera Metalúrgica a nivel nacional, que permitió suspensiones a los trabajadores durante la pandemia con el pago del 75% de su sueldo.

El dirigente recordó que el pedido de la UOM La Matanza no es un caso aislado sino que “también lo hicieron en Córdoba y en Santa Fe” y, para finalizar, remarcó que “al no tener una cámara metalúrgica que nos nutra a todos, hay que hacerlo localmente, es decir, por secciones para ver si podemos conseguir algo”.