El cruento episodio sucedió ayer alrededor de las 20:45 cuando cuatro delincuentes a bordo de un Fiat Duna estacionaron en la puerta de la carnicería ubicada en Estanislao del Campo y Rufino Ortega y dos de ellos ingresaron al local con fines de robo.

En el interior del lugar se encontraba Valerio Llanos de 42 años junto a un ayudante limpiando y cerrando el comercio. Según lo trascendido, los delincuentes de forma violenta y amenazando con armas le exigieron el dinero de la caja, cuando a uno de los hombres se le cayó un balde, ésto hizo que uno de los ladrones le efectuara un disparo en la cabeza al carnicero.

Sin robar nada, los malhechores escaparon del lugar rumbo hacia la zona de González Catán y la víctima fue socorrida por algunos vecinos que lo llevaron al nosocomio más cercano, pero el trabajador murió poco después producto de las heridas recibidas.

El fiscal Claudio Fornaro, de la Fiscalía de Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza ya se encuentra investigando el caso mientras la policía recorre la zona buscando cámaras que permitan identificar a los sujetos que terminaron con la vida del trabajador.