Foto: Google Maps

Ayer comienzó el juicio oral contra el ex agente de inteligencia de la Policía Federal Juan Manuel Pinto, quien está acusado de asesinar a su pareja Julieta Gómez el 17 de septiembre de 2017 en la localidad de Gregorio de Laferrere. La caratula del caso es “homicidio agravado por el vínculo”.

La víctima era oficial de comunicaciones de la PFA y tenía un hijo en común con Pinto, que quedó bajo tutoría de la familia materna. MD habló con José Luis Gómez, el padre de la víctima, para reconstruir los sucesos.

“Ella estaba enamorada de él, ocultaba cosas que le pasaban que con el tiempo fuimos descubriendo. Él la echaba de su casa de Laferrere, le tiraba las bolsas de ropa afuera”, comentó Gómez sobre la relación que mantenía su hija con Pinto.

Dos testigos distintos, que eran vecinos del barrio, atestiguaron que escucharon disparos cerca de las 13.45 horas en la vivienda que compartían la víctima y el ex agente de inteligencia.

“Nos enteramos de lo que pasó por una de las páginas de noticias policiales, nos contaron compañeras de ella de lo que había pasado en principio”, relató José Luis sobre el día del crimen. Él, la madre de Julieta y todos sus familiares viven en la zona de San Justo y Villa Luzuriaga.

Según reconstruyó Gómez, el momento cuando llega a la escena del crimen, Pinto afirmó que Julieta se había suicidado y se mantuvo sentado a un costado mientras actuaba la policía científica.

“Yo sé de armas porque soy ex combatientes de Malvinas y vi las vainas tiradas, había 2 pistolas, había celulares y no entendí la escena”, rememoró Gómez. Se habían producido 3 disparos, pero la fiscalía nunca encontró la vaina, ni la munición del tercer proyectil.

Además, según las pericias judiciales, la trayectoria que recorrió la bala era incongruente con la hipótesis del suicidio ya que el disparo se produjo a 45° de la sien del lado derecho, pero el arma que supuestamente utilizó Julieta apareció debajo de su muslo izquierdo. Por lo tanto, los peritos balísticos desestimaron que haya podido dispararse sola.

Juan Manuel Pinto permanece detenido desde el día siguiente al hecho y se le negaron los derechos excarcelatorios cada vez que los requirió. “No me quedan dudas de que fue él”, enfatizó Goméz, quien está representado por los abogados Carlos Corbo y Favio Galante.

La pericia psicológica

En la pericia psicológica que realizó la licenciada Ana Victoria Maimone al acusado se sostiene que “se hallaron en el material indicadores de tendencias agresivas con posibilidad de dirigir sus impulsos hostiles al mundo externo”.

Además, el informe agrega que “en situaciones de tensión emocional (tanto interna como externa) podría no resolver adecuadamente los conflictos, siendo proclive a actuar antes de pensar, pudiendo cometer conductas poco reflexivas”.

 

Si sufrís o sabés de alguien que sufre violencia de género podés llamar a la línea 144 de manera gratuita, las 24 horas y en todo el país.