Los trabajadores del mayorista Medamax, de la localidad de Gregorio de Lafererre, iniciaron medidas de fuerza frente a las instalaciones de la empresa por el despido repentino de 10 empleados.

“La empresa despidió de forma arbitraria a 10 trabajadores. No hubo telegrama, ni un aviso previo”, puntualizó José Villanueva, que es delegado de SEOCA y habló con MD.

Según señalaron los trabajadores, el mayorista cuenta con entre 75 y 85 empleados, y años anteriores ya habían sufrido algunos conflictos de este tipo ante el despido de otras personas.

“La empresa no se ha manifestado sobre los despidos. Solamente llamó a los trabajadores a una oficina y notificó los despidos verbalmente. Esa fue la única comunicación”, aseveró Villanueva.

Y agregó: “un encargado de la empresa le pagó a uno de nuestros delegados y se realizó la denuncia correspondiente en la comisaría. Estamos esperando a ver que pasa”.

Además, se realizó una presentación ante el ministerio de Producción y Trabajo de la Nación a la espera de que se convoque a una conciliación para resolver el conflicto.