(Foto: Google Maps)

El hecho ocurrió ayer alrededor de las 17 horas en la Ruta Provincial N° 21 y la calle Soldado Sosa de la localidad de Gregorio de Laferrere, cuando al menos dos autos que, según lo trascendido, venían corriendo picadas, se tocan entre sí y uno de ellos, que pierde el control, terminó embistiendo a una familia que esperaba el cambio del semáforo para cruzar la calle.

Tras la embestida, Luciano Contreras tuvo fracturas múltiples en las piernas y su esposa, Noelia Díaz sufrió politraumatismos, pero entró en una crisis nerviosa al ver que su pequeño hijo de 6 años, Tahiel Contreras se encontraba tendido en el suelo y sin vida.

“Le reventaron la cabeza contra el guardrail”, dijo el tío de Tahiel y hermano de Luciano a los medios. El lugar del hecho es el tercer semáforo de la Ruta en la mano que va a la autopista Ricchieri, a la altura del kilómetro 30. En esa intersección hay una garita policial.

Los autos involucrados son un Fox, un Chevrolet Corsa, un Bora (que se dio a la fuga pero ya fue identificado) y un Volkswagen tipo escarabajo.

Familiares y amigos de la familia, interrumpieron hoy la autovía provincial y, también, las vías del ferrocarril Belgrano Sur para pedir justicia por Tahiel y sus padres.

La causa quedó a cargo del fiscal Fernando Garate, de la UFI N°1 Descentralizada de Gregorio Laferrere.