El hecho ocurrió el sábado, poco antes de las 6 de la mañana. Pedro José Antonio Silva (26) volvía solo de bailar de un boliche de Laferrere, manejando una Renault Stepway de su amigo policía Federico Sánchez.

Conducía en sentido hacia González Catán por la colectora de Ruta 3. Al llegar a la esquina de Tres Cruces, perdió el control del vehículo y chocó contra el cantero sobre el que Eulalia Milla (68) tenía su puesto de tortillas, atropellándola y causándole la muerte.

Según trascendió por fuentes policiales, Silva manejaba borracho. El test de alcoholemia le dio positivo con 0,88 cuando lo permitido es 0,5 gramo de alcohol por litro de sangre.

Para colmo, se viralizó una foto luego del accidente en la que se ve al joven portando un arma, que aparentemente pertenecía a su amigo policía, hecho que fue fuertemente repudiado por la familia de Milla en las redes sociales.

“Además de chocarla y matarla al instante, bajo del auto con un fierro a hacerse el piola. Claro, como es “policía” la tiene clara. Justicia por mi abuela y que este hijo de puta no salga más!”, publicó en las redes la nieta de la mujer atropellada, Shoa Nahir.

Amigos, familiares y allegados de Milla convocaron a juntarse este lunes a las 18 en Ruta 3 kilómetro 24700, para marchar a la Comisaría de San Carlos pidiendo justicia.

Interviene en la causa la UFI n° 1 del Departamento Judicial de La Matanza, a cargo del fiscal Gastón Dlupaa, quien pidió la detención del conductor acusándolo de “homicidio culposo agravado”.