Un grupo de vecinos y vecinas de la localidad de Gregorio de Laferrere realizó una actividad de forestación de más de 50 especies en el predio del Aeroclub, que quieren que sea una reserva natural.

Los árboles fueron plantados en los márgenes de arroyo Susana, en una zona húmeda, y remarcan el aporte que hará para la absorción del agua de lluvia y la prevención de inundaciones.

Una de las vecinas que participó de la actividad, Vanesa Coronel, habló con MD y destacó que “hicimos una limpieza de los basurales que se estaban formando para tener esos lugares limpios. Hicimos cartelería y hubo mucha participación vecinal”.

El lugar había estado en disputa cuando se anunció la realización de un evento que reuniría a 300 iglesias evangélicas, para el cual, fueron eliminadas 5 hectáreas de pastizal destruyendo así gran parte de esa zona. Tras la resistencia de los vecinos, el acto religioso se trasladó a la Universidad Nacional de La Matanza.

“Tenemos planeado el sábado 14 de diciembre empezar con una huerta comunitaria del lado de la calle Estanislao Del Campo porque ahí están sacando escombros. Es un proyecto que tenían escuelas de la zona”, remarcó Coronel.

Los vecinos presentaron un proyecto ante el Concejo Deliberante para que esas casi 90 hectáreas sean un lugar protegido y no sean depredadas por la construcción o la basura.

Además, le entregaron al municipio un listado de árboles y plantas nativas que podrían ser plantados en esa zona. Hasta el momento recibieron 15 especias y planean seguir con las tareas de forestación.

Entre los árboles plantados se encuentran especies de espinillo, ceibo, mburucuyá, ombú y tala. Fue acompañado por otros tantos arbustos para favorecer el desarrollo de la biodiversidad.