Las filas de matanceros queriendo pagar sus boletas actualizadas del gas rodean la cuadra en la que se ubica el Centro de Atención de Gas Natural Fenosa situado en Almafuerte 3534. Se trata de usuarios que recibieron boletas con montos demasiado altos, que se retrasaron en el pago del servicio frente a la incertidumbre de los aumentos del año pasado o que quieren ingresar en un plan de pago para normalizar su situación.

Matanza Digital dialogó con algunos usuarios que esperaban a ser atendidos en una de las dos oficinas que tiene la empresa de gas en el Partido, junto con la de Laferrere. “Vino una boleta exorbitante, nada que ver con lo que yo venía pagando. De pagar $80 pase a pagar una boleta de mas de $400”, se quejó Omar, un hombre que se encontraba a mitad de la fila para reclamar por el excesivo aumento en el servicio.

El hombre asegura que utiliza el servicio para uso completamente residencial y que en su casa viven sólo dos personas, él y su madre, por lo que no logra explicar porque paga tanto. “Es terrible lo que estamos padeciendo los trabajadores”, lamentó.

Un poco más atrás, María, una docente que vive sola con sus hijos, se encontraba haciendo la fila para reclamar que en la última factura le vinieron $3779. “Me vino como 2500$ en dos boletas juntas. Después me vino una de 700 y una de 600, y si no pago en este mes, me cortan el gas. Es una locura, no puedo ni entenderlo”.

También cargó contra la empresa de gas por la mala atención que le brinda a los usuarios. “Vine a hacer dos veces el reclamo acá para que me den un plan de pago por esas dos (boletas) de más de dos mil, y no había sistema las dos veces que vine. Esta es la tercera vez que vengo”, explicó con enojo.

En parte los atrasos en el pago del servicio se explican por la incertidumbre generada cuando el Gobierno anunció que iba a aumentar el servicio. En La Matanza la intendenta Verónica Magario fue una de las primeras en cruzar la medida y presentó un amparo para frenar los aumentos en todos los servicios, al que se le sumar un centenar de cautelares en todo el país. Finalmente la Corte Suprema de Justicia intervino y convocó al Gobierno a realizar audiencias públicas para poder validar el nuevo cuadro tarifario.

Sin embargo, en el interín quedaron cientos de usuarios con pagos atrasados. “Vinieron primero boletas muy altas, y en la tele decían que ‘se paga’ que ‘no se paga’. Se atrasó unos días, entonces no te cobran en Pago Fácil y tenes que venir a pagar acá”, explicó una mujer que se salió de la fila para acercarse a transmitir su queja.

“Ellos tienen que tener el respeto de, ya que les estamos pagando el doble que antes, por lo menos atendernos rápido o mandar otra boleta para que podamos ir a pagar a otro lado y que no tengamos que venir a perder un día acá”, reclamó.