Foto: Télam.

Mientras a la salida del Congreso una inmensa movilización convocada por gremios de la CGT, las dos CTA y movimientos sociales se pronunciaba en contra de las reformas que quiere desarrollar en Ejecutivo, la Cámara Alta aprobó la reforma previsional para ajustar las jubilaciones con 43 votos a favor, 23 en contra y tres abstenciones.

También fue sancionada la ley de responsabilidad fiscal, por 53 votos a favor y 14 en contra, y el Consenso Fiscal acordado entre el gobierno nacional y 23 provincias para limitar el gasto público, por 52 a 15. Las normativas fueron girada a Diputados y el gobierno espera su aprobación en diciembre.

El oficialismo hizo uso de su poder de negociación y luego de pactar con el PJ modificaciones, logró sancionar el nuevo ajuste para las jubilaciones con apoyos de senadores justicialistas como el presidente del bloque del PJ, Miguel Pichetto y el ex gobernador de Tucumán, José Alperovich, entre los más destacados.

Los votos en contra de la reforma previsional fueron de los senadores kirchneristas y varios peronistas, de los senadores puntanos, los dos neuquinos, la rionegrina Magdalena Odarda y de Fernando Pino Solanas. Se abstuvieron Juan Manuel Abal Medina, Alfredo Luenzo y Jaime Linares.

Los senadores que votaron a favor de la reforma previsional.

Las claves de la reforma

La reforma contempla modificaciones a los cálculos de los haberes de las jubilaciones, pensiones y prestaciones sociales (como la Asignación Universal). Luego de las negociaciones con el PJ, la nueva fórmula se ajustará en un 70% por inflación y un 30% por salarios.

El ajuste será en reemplazo del índice conformado por salarios y recaudación que rige desde 2009, con la Ley de Movilidad Jubilatoria, que permitía aumentos por encima de la inflación. ¿Cada cuanto serán los aumentos? Cada 3 meses, distinto al aumento semestral que actualmente rige.

También se garantizará el pago del 82% móvil, a través de la intervención del ANSES, sobre el salario mínimo, vital y móvil y se aplicará a quienes al momento de la jubilación hayan reunido 30 años de aportes efectivos. Quedan excluidos los que se jubilaron por moratoria, jubilaciones por invalidez y pensiones por fallecimiento, ya que no contempla a trabajadores que les corresponde el beneficio de la PBU (Prestación Básica Universal).

Asimismo, los trabajadores en relación de dependencia del sector privado podrán optar por jubilarse a los 70 años, y recién entonces los empleadores podrán intimarlos a que inicien el trámite del retiro jubilatorio. En el caso de las mujeres, tendrán la opción de jubilarse a partir de los 60, con 30 años de aportes, pero pasa a ser obligatorio a los 70. En los varones la opción rige entre los 65 y los 70 años.