El 83,4% de los bonaerenses se encuentra preocupados por la situación política que atraviesa América Latina. Eso se desprende del estudio que realizó la consultora matancera Proyección en el que se relevaron 939 casos entre el 14 y el 22 de noviembre, y tiene un margen de error de 3,5%.

El 48,2% de las personas encuestadas considera que le preocupa mucho la situación que atraviesan los países de la región (Chile, Bolivia y Ecuador), al 19,9% le preocupa bastante y a un 15,3% le preocupa algo. Completan el cuadro quienes les preocupa poco y nada la situación, con el 12,1% y el 4,6%.

Es que para la mayoría de los encuestados, los últimos sucesos que tuvieron lugar en los países vecinos repercuten en la Argentina. El 32% considera que la situación afecta mucho, el 31% que afecta bastante, el 21,9% que afecta algo y finalmente un 7,6% y un 7,4% sostienen que afecta poco y nada, respectivamente.

Los militares, en los cuarteles

El estudio de proyección abarca un análisis sobre la confianza que tiene la población a la democracia y al actuar de las fuerzas armadas. Según la encuesta, un 52,2% afirma confiar bastante en la democracia, mientras que un 16,9% asegura que confía algo. El resto de los consultados (30,9%) presenta reservas en la defensa del sistema institucional: un 16,4% no confía ni desconfía, mientras que el 7,9% confía poco y un 6,6& no confía nada.

Por otro lado, un amplio consenso se presenta para rechazar el actuar de las fuerzas armadas en el sistema político. El 58,1% de los encuestados considera que nunca deberían hacerlo, mientras que un 13,8% afirma que pueden hacerlo en una crisis institucional, un 11,1% en crisis de corrupción, un 7,3% en caso de fraude electoral y un 6,6% y 3,1%, por falta de representación y mal manejo de la economía, respectivamente.

El posicionamiento según la identidad partidaria

La consultora indagó sobre las diferencias que existen al pronunciarse por una opción u otras, en función de si fue votante del Frente de Todos o de Juntos por el Cambio. En ese sentido, el contraste es muy notorio.

La preocupación por la situación que atraviesa la región es casi total en los votantes del Frente de Todos (94,1%), mientras que en Juntos por el Cambio el porcentaje baja (66,9%). La misma situación se refleja respecto de la confianza que tienen en la democracia.

Mientras que en el Frente de Todos el 82,7% confía entre mucho y algo en el sistema democrático, en los votantes de Juntos por el Cambio ese número se reduce al 61,1%.

Donde más diferencias se registran entre los diferentes perfiles electorales, es en la posición respecto de la intervención de las Fuerzas Armadas en los asuntos políticos. De los votantes del Frente de Todos el 89,5% considera que las fuerzas de seguridad nunca deberían entrometerse en el sistema político, pero en los de Juntos por el Cambio ese porcentaje baja al 25,3%.

Fue golpe

Finalmente, el estudio indagó sobre la posición que tienen los bonaerenses respecto de lo acontecido en Bolivia. La mayoría, el 57,1% considera que fue un golpe de Estado, mientras que el 37% considera que fue una crisis institucional.

En este punto, la “grieta” entre los dos espacios políticos con mayor peso del país es más que notoria. El 90,8% de los votantes del Frente de Todos considera que fue un golpe de Estado y un 3,5% que fue crisis institucional, mientras que de los de Juntos por el Cambio el 12,9% considera que fue un golpe y el 80,4% que fue una crisis de régimen.