Desde el Centro Industrial Panadero de La Matanza esperan un complejo panorama para el sector panadero. “Las bajas de las ventas de fin de año a esta parte fue del 10 al 15 por ciento”, aseguró el presidente de la asociación, Emilio Majori, a Matanza Digital.

El referente panadero alertó que el “70% de las panaderías están descapitalizadas y prácticamente fundidas”, por lo que el sector viven “una incertidumbre que en una manera no nos deja trabajar en tranquilidad”.

Es que, en parte, las panaderías son unas de las perjudicadas por los movimientos del tipo de cambio de la última semana (y que en lo que va del año ya supera el 51,42%), el cuál impacta en el precio de la bolsa de harina.

“Tenemos muchos problemas financiaros con esta estampida que ha dado el dolar. En este momento tenemos un precio internacional sobre la harina. Según como va el dolar va la harina, entonces no podemos tener una estabilidad sobre el precio del pan”, recriminó el panadero.

Como efecto colateral, los despidos y la evasión impositiva emergen como vías para sobrellevar la difícil situación del sector. “La mayoría no está pagando los impuestos, que es a manera que encuentran a salir de todo esto. Y trae conflictos con nuestros obreros porque es normal: ellos quieren cobran y nosotros no podemos pagar”, explicó el panadero.

“Antes conseguir un empleo calificado era muy difícil. Hoy la gente anda ofreciéndose como oficial panadero. Eso marca una tendencia a que ha bajado el trabajo en las panaderías formales”, concluyó Majori.