El Gobierno envió ayer al mediodía un proyecto de ley que promueve la paridad salarial entre los hombres y las mujeres, tal como había anunciado que lo iba a hacer el presidente Mauricio Macri, durante el acto oficial celebrado en el Día Internacional de la Mujer.

Sin embargo, la ley no impone obligaciones explícitas a las empresas como tampoco sanciones ante un eventual incumplimiento.

En el proyecto se propone la modificación del artículo 173 de la Ley de Contrato de Trabajo a fin de establecer “la igualdad salarial estricta”. Asimismo, la iniciativa sostiene que “en los contratos individuales, convenciones colectivas de trabajo, reglamentaciones y todo acto por el cual se fijen o estipulen salarios, se garantizará la plena observancia de la igualdad de género en la aplicación del principio constitucional de igual remuneración por igual tarea”.

Pero la única instancia de control será la elaboración de un “código de conducta” que elaboren “los empleadores, a nivel individual o a través de las entidades representativas de su actividad” sobre las medidas que adoptaron “para garantizar el respeto a la igualdad de género en el interior de la empresa”.

Dicho código, reza la iniciativa, deberá ser remitido al Ministerio de Trabajo “para su conocimiento”. De esta forma, la ley no impone obligaciones explicitadas a las empresas ni ejemplifica sanciones ante el incumplimiento. El derecho a igual remuneración por igual tarea ya está estipulado en la Constitución Nacional y no modifica la relación de desigualdad que actualmente se vive en el mundo del trabajo.

Se trata de una nueva maniobra del gobierno, en el que anuncia públicamente medidas reclamadas por gran parte de la sociedad, pero que en la letra chica no producen ninguna modificación. Antecedentes de este modus operandi es la firma del compromiso con empresarios para que no haya más despidos en 2016.

Licencias para todes

En materia de licencias el proyecto del Poder Ejecutivo es más taxativo. Establece el trabajador cualquiera sea su género gozará de 15 días corridos por nacimiento o adopción de hijo, y ésta podrá extenderse por 10 días más en caso de nacimiento o adopción múltiple.

“Estos plazos aplicarán tanto para el trabajador como para la trabajadora que no haya gestado al hijo”, establece la normativa. A su vez, se amplía la licencia por fallecimiento de hijo de tres a 10 días corridos y se incorporan licencias por “someterse a técnicas y procedimientos de reproducción asistida” y por violencia de género, entre otras.