A poco más de un mes del cierre de listas, son pocas las certezas sobre cómo estará conformado el mapa de opciones electorales. El peronismo todavía muestra signos de fractura, incluso a nivel local, y cada sector es acompañado por una fracción de la columna vertebral del movimiento, el sindicalismo.

En La Matanza, la CGT aún sigue dividida en dos. El relanzamiento de las 62 Organizaciones Peronistas matanceras prometía venir a unificar a las partes, pero por el momento esa asociación no se formalizó. Sin embargo, son cada vez más los gestos de unidad de los sindicalistas que comparten un mismo diagnóstico de la situación económica y se unifican frente al adversario que tienen en común: Cambiemos.

“Estamos trabajando para la unidad”, volvió a aseverar a MD el titular de la CGT Regional La Matanza, Mario Ortiz. El también concejal del PJ es un aliado del oficialismo local y jugó fuerte en el relanzamiento de las 62 Organizaciones, que reúnen a más de 43 sindicatos y que conduce el referente de la UTA, Marcelo Barreiro.

Este sector cuenta con representación a nivel institucional en el municipio y pondrá a disposición su “aparato” para quién se presente por parte del oficialismo para renovar la intendencia (otra incógnita). “Vamos a acompañar al peronismo de La Matanza, especialmente a los que conducen el distrito. Si decimos que vamos por la unidad, no podemos estar socavando a un gobierno peronista”, aseveró Ortiz.

Días atrás, la UOM formalizó en un plenario local su apoyo a Fernando Espinoza y Verónica Magario en la intendencia y a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner para la presidencia. El dato no es menor. En 2015, las pujas internas dentro del PJ por la sucesión de Espinoza en intendencia, provocaron que una parte del sindicalismo impulse una lista paralela para competir en internas con Verónica Magario.

Uno de los armadores de la estrategia en ese momento fue el ex diputado nacional y dirigente histórico de la UOM, Carlos “Ruso” Gdansky. La lista opositora la encabezó el referente de la UOCRA, Heraldo Cayuqueo, que fue como candidato a intendente por la lista a gobernador de Aníbal Fernández. Este último competía contra el binomio Julián Domínguez-Fernando Espinoza. Magario se impuso cómodamente la interna pero la UOM logró meter un concejal en el HCD. Todos ganaron.

En las elecciones legislativas de 2017 se repitió el enfrentamiento pero con dos boletas distintas: Cayuqueo encabezó la lista del frente Cumplir-PJ -motorizada por Florencio Randazzo- y Magario lideró como candidata testigo la lista del flamante partido Unidad Ciudadana, creado por Cristina Fernández de Kirchner. En esta oportunidad el resultado fue adverso para los sindicatos disidentes: Cumplir tuvo un magro desempeño electoral y sacó menos votos que la izquierda. Es que los votos de la parte del PJ y del kirchnerismo que en 2015 habían apoyado la interna, volvieron hacia Magario.

Ese antecedente sumado al grave contexto de crisis económica empujaron a que la UOM deje de lado las diferencias. Tras celebrarse el plenario, en el que participó el mismísimo Espinoza, Hugo Melo, secretario general de la UOM, comentó a este medio: “hablaron muchos compañeros durante el plenario y todos coincidieron en lo mismo: en que la estructura debía poder acompañar al poder político local. Esto no quita la posibilidad de que, porque estemos acompañando, no digamos las cosas que están mal. Nosotros siempre hemos tenido la grandeza de decir las cosas de frente”.

El otro sector de la CGT es liderado por el referente del SEOCA, Ernesto Ludueña, dirigente que responde a Rubén Ledesma, armador territorial del massismo matancero desde 2013 y titular del partido COPEBO. Ludueña sostiene que “si los que hoy están conduciendo los destinos de La Matanza tienen la amplitud de llamar a todos los actores y hacer la gran unidad, La Matanza puede ser el gran ejemplo para el país”. El “llamado” para conformar las listas parece estar menos atado a la voluntad de ceder lugares en las boletas que a la definición nacional de las candidaturas.

Mientras siguen las negociaciones a nivel provincial y nacional, la salida frente a un escenario de falta de acuerdo podría ser mediante las PASO. Este planteo no es visto con malos ojos por ningún sector del sindicalismo. “Tenemos que ir a unas PASO si no nos ponemos de acuerdo. No nos podemos dar el lujo de que haya dos vertientes. Hay que dirimir todos y acompañar al que está mejor posicionado. Todos nos necesitamos para un gran triunfo, sino la Argentina va a seguir en esta flotación sin destino”, convocó Ludueña. El llamado a una gran PASO es también el pedido de Red por Argentina, el espacio de Felipe Solá que se referencia en La Matanza con el diputado Fernando Asencio, hoy distanciado de Massa. El pedido al unísono de una primarias puede ser una señal.

En otro carril se encuentra Heraldo Cayuqueo. A pesar de haber recibido el llamado de Espinoza para lograr un acercamiento, este rechazó la invitación y se encuentra lanzado para encabezar una fórmula local, posiblemente por Alternativa Federal, el espacio en el que convergen Sergio Massa, Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey. La actividad se da en línea con los movimientos de su referente nacional, el líder de la Uocra Gerardo Martínez, que desde hace un tiempo viene mostrándose junto a Massa y al precandidato Roberto Lavagna.

“Tenemos que consolidar una alternativa diferente en la nación, la provincia y el municipio para poder cambiar esta situación que estamos viviendo los argentinos. Hay que convocar a todos los sectores, yo creo que un partido político sólo no va a poder llevar a cabo todas las transformaciones en la Argentina”, explicó a este medio Cayuqueo.

Festejo por el Día del Trabajador con gusto amargo

El 1° de Mayo las organizaciones sindicales realizaron un acto en la Plaza de los Trabajadores de Ramos Mejía para conmemorar el Día del Trabajador. Estuvieron presentes dirigentes de todas las vertientes, que se congregaron frente a la estatua de Juan Domingo Perón y el busto de José Ignacio Rucci para escuchar los discursos en manos del titular de las 62 Organizaciones Peronistas, Marcelo Barreiro, y el líder de la CGT en Unidad, Ernesto Ludueña.

El acto estuvo marcado por las críticas a la política económica del gobierno, en el contexto de crisis económica que destruyó alrededor de 200.000 puestos de trabajo en 2018. “Los trabajadores no tienen nada para festejar. Creo que debe ser el primero de mayo más triste de hace muchos años”, sostuvo el titular de la CGT Matanza, Mario Ortiz. Por su parte, el titular de la Uocra, Heraldo Cayuqueo, lamentó:

“hoy nos encontramos con muchos compañeros trabajadores sin trabajo. Es la cruda realidad que tenemos hoy en todo el país. En la construcción tenemos casi 50 mil trabajadores menos. Es preocupante porque las obras públicas están todas paralizadas”.