Luego de los cortes y reclamos realizados el viernes por el asesinato del chofer Pablo Flores, las líneas de la empresa Almafuerte S.A. siguen con el paro iniciado hace tres días, a la espera de tener garantías en cuanto a la seguridad para que los trabajadores puedan volver a brindar el servicio.

Desde la compañía informaron que en el día de hoy tendrán una reunión con autoridades del Ministerio de Transporte y sus pares de Seguridad para resolver el modo en que se continuará brindando el servicio, ya que los hechos delictivos contra los choferes de colectivos en La Matanza suceden reiteradamente.

Cabe recordar que Pablo Flores fue acribillado el jueves por la noche en Virrey del Pino cuando realizaba el recorrido con el interno 75 de la línea 218 a la altura del Barrio San Javier. Aún no se confirmó ninguna información sobre los hechos, pero la investigación judicial continúa su curso.

Los colectivos que pertenecen a Almafuerte S.A. y no realizan sus recorridos son las líneas provinciales 218, 284, 325, 378 y las dos líneas locales 622 y 628.