El Frente de Unidad Docentes Bonarense (FUDB) convocó a un paro por 72 horas a partir del lunes de la semana que viene, luego de que el gobierno de María Eugenia Vidal volviera a ofrecerles en el octavo encuentro paritario del año el mismo 15% de aumento que hasta ahora le había venido proponiendo a los docentes.

El aumento presentado es en concepto de aumentos hasta julio, con la posibilidad de volver a juntar a los docentes a discutir un nuevo aumento en agosto, y suma un plus de 1,7% en concepto de material didáctico.

“A pesar de la predisposición y la buena fe de los gremios que integramos el FUDB para continuar dialogando, mediante la solicitud de un cuarto intermedio el lunes 23 del corriente, fue rechazada públicamente en reiteradas oportunidades por el Ministro de Trabajo”, criticaron los docentes en un comunicado, tras la decisión del gobierno provincial de no volver a convocarlos a una mesa de negociación en julio.

La paritaria se había retomado el lunes pasado luego de 94 días sin reuniones y tras una orden judicial que obligó al gobierno provincial a convocar a los gremios. Sin embargo, la administración de Vidal no se movió del 15% que ofrece desde febrero, mientras que los docentes reclaman un 30% acorde a la inflación proyectada para este año más una cláusula gatillo.

“Esto es una muestra más del desinterés de la gobernadora Vidal por destrabar el conflicto”, sumaron desde los gremios del Frente de Unidad conformado por Amet, la Feb, los privados de Sadop, Suteba y Udocba.