Foto: Suteba

Sin acuerdo en los aumentos salariales y con reclamos por infraestructura en las escuelas, los sindicatos docentes movilizaran esta tarde desde la Avenida 9 de Julio hasta Plaza de Mayo, reclamándole al gobierno soluciones para sus demandas.

En total, unas 16 provincias no lograron arribar a un acuerdo salarial y las clases no iniciarán esta semana por el paro convocado por CTERA (estatales), DAC, Sadop (privados) y Conadu (universitarios). Unos 4 millones de estudiantes de los tres niveles se ven afectado por la medida de fuerza.

La protesta se extenderá por 48 horas pero se prevé la adhesión de los gremios al paro de mujeres convocado para el día viernes, por lo que la jornada de paro será de 72 horas. Además, la movilización de hoy cuenta con el apoyo de trabajadores estatales, médicos y judiciales que también reclaman por una recomposición salarial.

En la provincia de Buenos Aires, el gobierno anunció que le descontará a los docentes que paren los días de protesta. Así lo explicó el ministro de Cultura y Educación de la provincia, Gabriel Sánchez Zinny, en declaraciones radiales. Sin embargo, las amenazas fueron desoídas por los docentes y los números de adhesión al paro fueron altos: para el gobierno fue del 38%, mientras que para los gremios fue del 90%.

La última oferta que hizo el gobierno fue un aumento de salario atado a inflación y un 5% extra para compensar los más de 15 puntos perdidos en 2018. Además, sumaron un “salario mínimo garantizado” que asegura un sueldo de $18.450 para todos los maestros con menos de 18 años de antigüedad.

Pero los docentes reclaman una recomposición salarial mayor, ya que en 2018 perdieron 15 puntos frente a la inflación. Además, criticaron que el salario mínimo “achata la base” de la pirámide salarial, y que de aplicarse, un docente con varios años de antigüedad -pero con menos de 18 años dando clases- cobraría lo mismo que uno que recién empieza.