(Foto: Prensa Magario)

Al frente de la Federación Argentina de Municipios (FAM), Verónica Magario pidió a Mauricio Macri que dé marcha atrás con la decisión de eliminar el Fondo Federal Solidario, (llamado “Fondo Sojero”), ya que afecta el normal funcionamiento de las gestiones locales.

“Esta medida genera todo un descalabro de los planes y programas y de la asistencia que prestan los municipios”, señaló Magario, acompañada por más de 150 alcaldes de 19 provincias. También criticó que el recorte llegó en un momento del año en el que “los gobiernos locales tienen los presupuestos aprobados, están ejecutando obras y tienen licitaciones abiertas”.

Magario adelantó que agotarán las instancias institucionales para revertir la decisión, ya que consideran que “la eliminación de este fondo recorta derechos a los ciudadanos. Va a afectar a jubilados, a los docentes, a los jóvenes, a los trabajadores, a todos”.

Un recorte de 35 mil millones

Presionado por las exigencias fiscales del acuerdo Fondo Monetario Internacional, el presidente Mauricio Macri eliminó por decreto el Fondo Federal Solidario (FFS), que se estableció en 2009 para coparticipar una parte de lo recaudado por los derechos de exportación del poroto de soja. La decisión le generó al gobierno una fuerte fricción política con los gobernadores e intendentes, ya que implica ajustar alrededor de 35 mil millones de pesos entre agosto de 2018 y diciembre de 2019 en la obra pública.

En el caso de La Matanza, de los 129 millones de pesos que correspondían por el FFS en 2018, sólo ejecutó 97, por lo que le quedarían por utilizar 32 millones de pesos. “No podemos quedarnos sin estos fondos porque realmente la tarea que se realiza con ellos o las obras que fueron iniciadas o que de repente no vamos a tener cómo pagarlas, es nuestra gran preocupación”, señaló la jefa comunal.