Este miércoles los profesionales de la salud enrolados en el sindicato CICOP llevan a cabo una jornada de lucha en reclamo de la reapertura de las paritarias.

La medida afecta la atención de los 80 hospitales que tiene la provincia de Buenos Aires, donde se mantienen las guardias de urgencia y operaciones de urgencia, pero se cancelan atenciones médicas programadas. En La Matanza, la medida afecta a los hospitales Balestrini, Paroissien y el Simplemente Evita.

Según explicaron desde CICOP, los médicos tuvieron una “sustancial pérdida del poder adquisitivo” frente a una inflación anual proyectada que se ubica en el 55%. Cabe recordar que los profesionales de la salud cerraron en julio un 34% de aumento con el gobierno de María Eugenia Vidal, que incluía a a residentes, becarios y los reemplazos de guardia.

Por otro lado, los trabajadores reclaman por mejoras en “las condiciones en las que desarrollamos nuestro trabajo diario”, lo que incluye el cumplimiento de acuerdos extra salariales que habían logrado cuando cerró la paritaria.

“El Gobierno de María Eugenia Vidal no ha dado una sola señal de querer abordar con seriedad los problemas generados por la brutal desinversión presupuestaria ejecutada durante su gestión en el sector”, cuestionaron desde CICOP.