Tras una semana de fuerte devaluación del peso argentino, desde este lunes los uruguayos que crucen a la Argentina no podrán regresar a su país con más de 5 kilos de alimentos sólidos.

Así lo decidieron las autoridades de la Dirección Nacional de Aduanas de Uruguay que, según citó el diario uruguayo El País, permitirán “que pasen con una canasta familiar razonable y no con artículos que no sean para alimentación”.

La medida tiene lugar debido a las bruscas modificaciones del tipo de cambio que dejaron a Argentina mucho más barata para la compra de productos alimenticios en relación al país hermano. Si bien las restricciones ya existían, ahora se controlarán con mayor intensidad.

La misma relación se observa en otros bienes como la nafta, por lo que es usual que autos con patente uruguaya carguen combustible en estaciones de servicios ubicadas en la frontera. Sin embargo, la medida por el momento no aplica a los combustibles.

Cabe recordar que con la fuerte devaluación del peso argentino, la moneda nacional comenzó por primera vez en la historia a valer menos que la moneda uruguaya. “A principios de 2003, $1 peso equivalía a $8 uruguayos y hoy con $1 se compraban $0,95 uruguayos. Es decir, nuestra moneda perdió más de 8 veces su valor a la de los vecinos en poco más de 15 años”, observó el economista Juan Ignacio Fernández, de la consultora Oikos Buenos Aires en declaraciones al diario La Nación.