Con el 94,42% de las mesas escrutadas, el oficialismo se impuso sacando gran distancia de sus rivales: encabezada con la candidatura testimonial de la intendenta Verónica Magario, la lista de Unidad Ciudadana obtuvo 332.973 votos, lo que representa el 45,08% del padrón.

Los miles de votos cosechados por Magario serían suficientes para mantener la mayoría automática en el Honorable Concejo Deliberante de La Matanza, ya que pone en juego las 7 bancas que renovaría. De mantenerse esta proyección, los nombres que ingresarían al Concejo son: Ricardo Rolleri (actual presidente del bloque del PJ, renueva), María del Carmen Cardo de Balestrini (renueva), Mario Ortiz, Liliana Yambrún, Daniel Carrizo, Rosa Lobo y Rolando Galván.

A más de 20 puntos de distancia, le sigue Cambiemos que llevó a Miguel Saredi a la cabeza y que obtuvo 177.314 votos, el 24,01%. El desempeño de Cambiemos es similar al que tuvo en 2015, cuando obtuvo el 25% y consiguió 3 bancas, número que mantendría. A su vez, en caso de que se unificaran los dos bloques que tiene en Concejo Deliberante, se situaría como principal fuerza opositora, con 7 concejales. Miguel Saredi, Pamela Liosi y Lucas Córdoba; son los nombres que ingresarían al recinto.

El gran perdedor de la jornada fue el massismo, que con el frente 1Pais y Fernando Asencio a la cabeza, obtuvo 93.076 votos, bajando del casi 20% que acariciaba en la elección de 2015 al actual 12,60%. Así perderían un concejal e incorporarían sólo dos que renuevan: Fernando Asencio y la actual presidenta del bloque del Frente Renovador, Laura Piperno.

Si bien la distribución de los votos será distinta en la elección de octubre, el massismo enfrenta un complejo panorama para poder remontar el resultado y volver a poder hacer ingresar al HCD tres concejales. ¿Quién se beneficia con este resultado de 1Pais? El oficialismo local, ya que si se compara con el resultado de 2015, la fuerza de Magario consiguió -con caudal similar de votos- 6 bancas, Cambiemos 3 y el Frente Renovador 3.

Así funciona el reparto del cociente del sistema representativo bonaerense, criticado por generar sobrerepresentación en las primeras fuerzas e impedir que fuerzas minoritarias logren sumar escaños. Tal es la situación del Frente Justicialista Cumplir, que llevó a Heraldo Cayuqueo a la cabeza, y obtuvo 42.255 votos (un 5,72%). Para poder ingresar un concejal deberán romper el piso electoral que hoy se encuentra por encima de los 61 mil votos.

¿Cómo funciona el sistema electoral bonaerense en La Matanza?

Se suman únicamente la cantidad de votos positivos y se dividen por 12, el número de concejales que se eligen en esta oportunidad. El cociente resultante de la división constituye el “piso electoral” y los partidos políticos que hubieren obtenido una cantidad inferior de votos no podrán acceder a ningún cargo.

Los votos obtenidos por cada uno de los partidos políticos que superen el piso, son divididos por el número de ese cociente (cuadro 1). Así, se adjudican los cargos según la cifra entera que hubiere obtenido cada partido: Unidad Ciudadana 5 cargos, Cambiemos 2 cargos y 1Pais 1 cargo. Para cubrir los 4 cargos restantes, se utilizan los “residuos”, es decir, los decimales que arrojó la división sin tener en cuenta el número entero. ¿Cómo se adjudican? De mayor a menor, de acuerdo al número. En el caso matancero, Cambiemos sumará 1 concejal, luego 1 Pais y por último Unidad Ciudadana.

¿Qué pasa con el concejal restante? Se adjudica a la fuerza mayoritaria, en este caso Unidad Ciudadana, que lograría obtener 7 ediles.