El dirigente matancero del partido MILES fue detenido a primeras horas de esta mañana por orden del juez Claudio Bonadío, en el marco de la causa en la que acusa por “traición a la patria” a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Antes de las siete de la mañana, oficiales de la Policía Federal se presentaron en el domicilio de D’Elía en Isidro Casanova, donde quedó detenido. La prisión dictada por el juez es preventiva, con la presunción de que el dirigente podría entorpecer la investigación de la causa.

“Esta es una causa política, la humillación de la oposición quieren”, señaló D’Elía, y exclamó, mientras lo subían al patrullero, “libertad a todos los presos políticos”. Su esposa,  Alicia Sánchez, señaló en el lugar que “la detención fue como todas las detenciones. Esto habla mal de nuestra Argentina. Este gobierno no es eterno y tiene que frenar el tema de los presos políticos”.

Solidaridad de la CTA Matanza

La Central de Trabajadores de La Matanza, conducida por Paulino Guarido, emitió un comunicado en el que expresan “absoluta solidaridad con el compañero Luis D’Elía, quien está siendo objeto de una salvaje cacería de opositores al gobierno nacional”.

También agregaron que en Argentina “ya no se respeta el estado de derecho, y que todo opositor a las políticas de hambre y desocupación de Mauricio Macri, es un preso en libertad condicional”, y exigieron el cese “de esta cacería humana”.