El Secretario General de las 62 Organizaciones Peronistas, Marcelo Barreiro, habló con MD sobre el resultado electoral que decretó el retorno del peronismo a poder nacional y provincial, y su hegemonía en el municipio.

El Frente de Todos logró más de 500 mil votos en La Matanza y fue determinante para estirar la diferencia a nivel nacional. En ese sentido, Barreiro afirmó que “la elección fue buena y se logró el objetivo de ganar en primera vuelta. En La Matanza ganamos por un porcentaje muy amplio y llegamos al 65%”.

El sindicalismo fue parte de la campaña electoral y movilizó su estructura para organizar mesas de difusión, volanteadas y participar en la fiscalización el día de la elección. El referente del SATSAID, Alejandro Moreira, fue el representante del sector en la lista de concejales al ocupar el quinto lugar. Luis Velázquez, de Camioneros, ocupó el 11° lugar.

“Esta elección representa un cambio de modelo. El modelo de Macri beneficia a la élite y a los más poderosos, ahora este modelo va a apostar a la industria, al trabajo y a la ciencia y tecnología”, sintetizó el referente de las 62 Organizaciones.

La unificación de todo el gremialismo es un aspecto clave que se trazó desde el peronismo para afrontar la primera parte del gobierno electo de Alberto Fernández, que asoma con un panorama económico complicado.

“Macri deja un país totalmente desbastado, nada que ver a lo que agarraron en 2015. Axel Kicillof y Verónica Magario saben que van agarran una provincia totalmente debastada y ponen los números arriba de la mesa”, consideró Barreiro sobre la situación en la que asumirá el peronismo tanto en Provincia como en Nación.

En esa línea, referente de UTA en La Matanza consideró que el sindicalismo no debe “comprometer la gobernabilidad y hay que dejar que Alberto haga su trabajo para acomodar las cosas”.

Según trascendió en medios nacionales, Alberto Fernández le habría anunciado a la CGT que la secretaría de Trabajo tendrá rango de ministerio y quien estará a cargo sería Claudio Moroni.

En este punto, Barreiro subrayó que “hay que esperar que nombre a todos los ministerios. Hay que ser prudentes porque a veces se anuncian nombres que después no terminan siendo”.