Tras ocho días de búsqueda, y luego de que la Armada informe que se registró una explosión en el trayecto de la nave, el presidente Mauricio Macri habló del submarino ARA San Juan.

En declaraciones a la prensa desde el Edificio Libertad, donde se reunió con los jefes de las Fuerzas Armadas, el presidente señaló que “hasta que no tengamos la información completa, no tenemos que aventurarnos a buscar culpables. Primero tenemos que tener certidumbre sobre lo que pasó y por qué pasó”. No obstante, prometió “una investigación seria que arroje certezas”.

El mandatario señaló que esperan encontrar el submarino en los próximos días, y solicitó “que transcurramos el momento y los próximos días con el máximo de los respetos por el dolor que ha generado, especialmente en los familiares”. El mensaje presidencial llega en medio de tensiones políticas entre el ministerio de defensa y la Armada por el caso.

La última comunicación del ARA San Juan fue el miércoles 15 por la mañana, a 240 millas náuticas (432 kilómetros) mar adentro. Durante el séptimo día de búsqueda, la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO, según su sigla en inglés) informó que había registrado una “anomalía hidroacústica” a 60 kilómetros de la última posición del submarino ese miércoles.

La Armada, a través de su vocero Enrique Balbi, reconoció que dicha anomalía es consistente con un “evento violento consistente con una explosión”, por lo que se debía esperar el peor desenlace para la nave. Familiares de la tripulación, en medio del dolor por las malas noticias, criticaron duramente a la fuerza por esto.

El submarino aún es intensamente buscado con la cooperación de fuerzas de distintas nacionalidades, utilizando la mejor teconología disponible.