Con el fin de aplacar un impacto electoral negativo, el gobierno nacional aplicará descuentos del 20% en las facturas de gas de mayo a septiembre y se pagarán en el próximo verano.

De esta manera, el aumento en el servicio verá un incremento de sólo un 4% hasta el mes de las elecciones y las empresas prestadoras lo verán retribuidos en los meses posteriores a los comicios.

Sin apartarse del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el gobierno de Mauricio Macri pateó para adelante los aumentos y se prepara para afrontar el proceso electoral que tendrá al presidente buscando su reelección.

Las empresas prestadoras del servicio presionan por aumentos que lleguen hasta el 35% y hasta ahora vienen siendo retribuidas por parte del gobierno con los sucesivos aumentos.