Verónica Magario anunció el viernes de la semana pasada la creación de la Subsecretaría de Culto, una oficina local que dependerá de la Secretaría de Gobierno y que buscará articular la política social del municipio con las iglesias de diferentes religiones que hay en La Matanza.

La noticia se dio a conocer luego de la reunión en la que participaron el secretario de Gobierno, Gustavo Dutto, y el Coordinador de la Junta de Consejos Pastorales de La Matanza, Gabriel Ciulla, quien pasará a dirigir la flamante subsecretaria.

“Resultaba indispensable crear un espacio donde todos los credos puedan organizar su tarea junto al Estado municipal. Esta es una etapa para construir juntos, para trabajar con la gente, tejiendo y armando esa gran red social que necesitamos para que nuestra comunidad pueda progresar con esperanza y con fe”, aseveró Verónica Magario, durante el anuncio.

Ver más: Una militante evangelista reemplazó a la esposa de Balestrini en el Concejo Deliberante

El trabajo del municipio con las iglesias no es nuevo. De hecho en la mesa de diálogo local, que reúne a diferentes sectores del sindicalismo, la política, el mundo empresarial y organizaciones sociales, el obispado de San Justo tiene un rol organizador central (las primeras reuniones se organizaron en su sede), pero también participan otros credos como la Iglesia Evangelista.

Ahora se dio un paso más y la relación con los credos religiosos se cristalizó institucionalmente, por lo que las iglesias tendrán un lugar oficial en la toma de decisiones. “Frente a la crisis de alimento, las necesidades de contención de los jóvenes, venimos desarrollando una gran tarea que se ve plasmada en lo institucional a partir del día de hoy”, justificó la intendenta.

Por su parte, el ahora subsecretario Gabriel Ciulla cerró: “se potencia el servicio para los que mas necesitan, por lo que estamos muy contentos ya que tenemos ganas de ayudar, de servir, de ser parte de la solución, sentimos el llamado social y espiritual.”