La intendenta, junto al equipo de profesionales del Germani (Foto: Twitter @magariovero)

La intendenta Verónica Magario encabezó el acto de inauguración de la segunda etapa de obras del Hospital Materno Infantil Teresa Germani en Gregorio de Laferrere. La acompañaban las autoridades y trabajadores del nosocomio, el secretario de Salud Alejandro Collia y el ex intendente Fernando Espinoza.

Durante su intervención en el acto, la jefa comunal destacó “la simbología de este hospital municipal, es parte de la historia de Laferrere. La primera etapa de este hospital fue inaugurado el año pasado por una Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) que estaba dispuesta a acompañar las políticas sanitarias de este país y de La Matanza”, a diferencia del Gobierno actual, del que consideró que una falta de acompañamiento: “no hay voluntad política para seguir acompañando eso, este hospital fue terminado por nosotros, con las arcas del municipio y el esfuerzo de los matanceros”, enfatizó.

Por su parte, el secretario de salud pública, Alejandro Collia, señaló que el hospital “no es solamente una expresión espasmódica de una idea que se tuvo en algún momento”, sino que “hay que entender que el municipio de La Matanza hace muchos años tiene una política pública – sanitaria”.

El nuevo Materno Infantil Teresa Germani

A partir de mañana el personal del hospital se mudará al nuevo edificio, que implicó una inversión de más de 90 millones de pesos para sus más de 7 mil metros cuadrados cubiertos. En el futuro, se busca atender 2500 partos por año, y duplicar las consultas anuales en todas las especialidades.

“El edificio cuenta con una neonatología que solo tienen algunos hospitales privados. También, es impresionante la internación de pediatría, la obstetricia y ginecología; los quirófanos son un sueño, parece Argentina año 2025”, se entusiasmó el jefe de Emergencias del Germani, Diego Vázquez Grilla, entrevistado por el portal local El1 Digital.

También destacó que “tiene mucha tecnología de punta en la parte de emergencia, de manera tal, que se puede mantener a una persona de alta complejidad hasta que pueda ser derivada”. En cuanto al viejo establecimiento, será demolido para convertirse en un espacio verde.