Verónica Magario y Fernando Espinoza fueron anfitriones de la visita de CFK a La Matanza, donde la ex presidenta presentó su libro “Sinceramente” y convocó a miles de personas que fueron a verla tras dos años de no pisar suelo matancero.

“Nuevamente veo alegría y ganas de poder encontrar un camino todos juntos”, aseguró Magario tras la presentación, de la que también participó el candidato a gobernador Axel Kicillof junto a varios dirigentes e intendentes de la provincia de Buenos Aires.

Con vistas a las elecciones de octubre, la candidata a vicegobernadora del Frente de Todos enfatizó que “va a ser posible reflotar el trabajo, vamos a trabajar en educación y salud, porque queremos poner esta Provincia de pie, reactivarla”.

Y agregó: “frente a esta situación decimos que va a llevar tiempo, pero se cambiará el rumbo. Es hora de revertir ese círculo y empezar a construir trabajo para todos. Eso se va a haciendo de a poco. No va a ser mágico, de la noche a la mañana”, remarcó.

Por su parte, Fernando Espinoza consideró que “Cristina nos trajo a todos una verdadera primavera de esperanza con sus palabras. Desde La Matanza para toda la Argentina, Cristina nos demostró que hay un camino para volver a poner al país de pie”.

Las palabras tuvieron lugar luego de que CFK terminara con su exposición en el Patio de las Americas de la UNLaM y se dirigiera a hablarle a la multitud que la aguardaba en las afueras de la universidad. La escoltaron Kicillof, Magario y Espinoza.

“Los argentinos quieren un cambio de gobierno para volver a tener esperanza y sueños. La primavera es renacer y está renaciendo la Argentina. Vamos a construir con todos los sectores de la sociedad, porque ahora de verdad nos dejan una pesada herencia. Varias generaciones van a tener que pagar esta deuda externa que generó el Gobierno de Macri. Pero nada es imposible cuando tenés una sociedad unida y eso es lo que Alberto Fernandez y Cristina predican todos los días”, cerró el candidato a intendente.