Foto: Télam.

Luego de la reunión que mantuvieron ayer con las autoridades del gobierno provincial, los gremios docentes oficializarán en las próximas horas el llamamiento al paro para el jueves, tras no haber obtenido una respuesta satisfactoria sobre el reclamo salarial que plantearon en la reunión de la Comisión Técnica del Salario.

Los docentes reclaman la reapertura de la paritaria para el sector y una recomposición salarial de entre un 12 y un 15 por cierto. El aumento conseguido a principio de año fue del 34,6 por ciento de aumento anualizado, a cobrar en tres tramos, pero alegan que “la inflación de diciembre a julio fue de 34 por ciento”.

Los sindicatos que conforman el Frente Gremial Docente Bonaerense (AMET, FEB, SADOP, SUTEBA y UDA) ratificaran en sus asambleas la adhesión a la medida de fuerza, que ya había sido confirmada por UDOCBA y por las seccionales de SUTEBA disidentes de la conducción provincial.

“La inflación nos esta comiendo el salario, esta por encima de nuestro aumento”, sostuvo a Matanza Digital el secretario adjunto de Unión de Docentes de Buenos Aires (UDOCBA) de La Matanza, Andres Valzura. “Hubo paritarias a principio de año donde nuestro gremio no firmo el acuerdo paritario porque ya veíamos que era insuficiente. Estamos pidiendo 12.000 pesos de básico”, agregó.

El sindicalista denunció que la mayor parte del sueldo que cobra un docente bonaerense corresponde a sumas informales, ligadas a fondos de incentivo y otras disposiciones. “El gran problema que tenemos es que nuestro salario, el porcentaje que tenemos en blanco es cada vez menor. El año pasado estábamos casi un 50% y 50% y ahora tenemos un 60% de salario en negro y un 40% en blanco”, afirmó Valzura.

En el reclamo se incluyen además otras demandas “históricas”, como el inicio de obras de infraestructura para las escuelas y la mejora de las obra social de los docentes. En ese sentido, explicó que “en La Matanza el 40% de los edificios no están en condiciones, desde las aulas desde los baños, las oficinas”, por lo que reclaman mejoras en las condiciones de trabajo, ya que son concurrentes las “perdidas de agua, perdidas de gas y no hay calefacción”.

Desde la seccional de La Matanza del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) anunciaron la adhesión a la medida de fuerza, pidiendo, al igual que UDOCBA, la reapertura de las paritarias, sueldo básico de 12.000 pesos y un aumento del presupuesto educativo.

La medida de fuerza serán acompañadas por una movilización a Plaza de Mayo, junto a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y los sindicatos que integran la CTA Autónoma, pidiendo por la recuperación del poder adquisitivo, la reincorporación de los trabajadores despedidos y la “derogación de las leyes y decretos de ajuste”.