(Foto: Lucas Sosa)

Bajo las consignas “paremos esto”, “digamos basta” y “basta de inseguridad”, vecinos de distintas localidades de La Matanza se juntaron este lunes en la Plaza General San Martín de San Justo, exigiendo una respuesta a las autoridades nacionales, provinciales y municipales frente a la ola de robos y crímenes que azotan al Partido.

La movilización fue convocada a través del facebook de “Vecinos en Alerta Ramos Mejía”, grupo que recolecta el relato de vecinos que fueron víctimas de hechos delictivos y que en julio organizó una multitudinaria convocatoria en Ramos Mejía pidiendo seguridad, logrando interpelar al comisario de la zona. En esta oportunidad, la convocatoria tuvo menor adhesión y sólo un puñado de vecinos se congregó en la localidad cabecera del municipio.

“Venimos a decir basta a la inseguridad. Pedimos que se desarrolle, se diseñe y se ponga en práctica una verdadera política de seguridad que sea seria, que sea permanente en el tiempo”, sostuvo a este medio Daniel Bracamonte, uno de los vecinos que convocó a la movilización.

Ver más: Multitudinaria marcha en Ramos Mejía pidiendo seguridad

Según relató el vecino, el reclamo se trata de “un derecho constitucional” y aseguró que “los tres estado parecen hacer oídos sordos a los pedidos de los vecinos”. “Magario, Vidal y Bullrich, no se que esperan para hacer algo y recibir a los vecinos”, cuestionó.

La familia del colectivero Leandro Alcaraz, el chofer del colectivo 620 que fue asesinado a balazos en abril de este año mientras conducía por Virrey del Pino, se plegó a la convocatoria reclamando seguridad y volvió a reclamar justicia por el caso.

“El pedido es de seguridad a raíz de tanto hechos. La idea es unirse para pedir por los que quedamos”, comentó la hermana de Leandro, Jesica. Según adelantaron los vecinos, en septiembre -con fecha a confirmar- organizarán una nueva movilización en Ramos Mejía para mantener vivo el reclamo.

Ver más: Inseguridad: ¿A quién corresponde la responsabilidad?

Mientras los vecinos reclaman seguridad, el tema genera cruces y reclamos entre la provincia y el municipio. La semana pasada, la gobernadora María Eugenia Vidal anunció desde La Matanza una serie de reformas de la Policía bonaerense y la incorporación de 1000 nuevos efectivos a patrullar las calles de la provincia.

La intendenta Verónica Magario calificó el anuncio como “un chiste” y aseguró que la medida resulta “insuficiente”. “Si no tenemos agentes y patrulleros en la calle vamos a estar en un grave problema”, argumentó.