El Coronavirus continúa siendo noticia por los contagios y los fallecidos en el mundo, aún después de más de un año de su descubrimiento y expansión por todo el mundo. A pesar de haberse iniciado el proceso de vacunación en muchos países, en Europa continúan en alerta por la masividad de los casos.

En Italia se extendió hasta el 27 de marzo la restricción para moverse de regiones, con el fin de evitar la propagación del virus de una provincia hacia otra. Además, sólo se permite la movilidad entre las 5 y las 22 exclusivamente en zonas amarillas o naranjas, es decir, que no estén en severo riesgo epidemiológico.

Las zonas que están catalogadas como rojas, o de alto riesgo, no tienen permitido el desplazamiento para visitas a amigos o familiares. Cabe recordar que en Italia fallecieron 95.718 personas desde que se detectó el primer caso autóctono el 21 de febrero de 2020, exactamente hace un año.

En España, por su parte, en algunas regiones se redujo el confinamiento, pero también se extendió y se amplió en ciertas zonas de la capital, Madrid. Las restricciones nuevas aplican a un total de 700.000 personas, sumando la totalidad de las zonas. En bares y restaurantes, el horario de finalización está estipulado para las 23:00 como máximo, mientras que de 23:00 a 6:00 continúa el toque de queda.

En otra región, como Catalunya, los contagios se encuentran en crecimiento por octavo día consecutivo, lo que confirma una tendencia que preocupa a las autoridades sanitarias. La consejera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, reconoció que “el riesgo de una cuarta ola partiendo de esta situación es muy dramático”.

Por otro lado, en Polonia, el Ministro de Salud, Adam Niedzielski, advirtió por el crecimiento en los contagios tras las aperturas permitidas a principios de mes y estimó que, de continuar esta tendencia, entre marzo y abril se dará una nueva ola de contagios que podría causar más restricciones.