El ladrón, un sujeto de 35 años de edad, subió armado a un colectivo en México y amenazó a los pasajeros sin saber que su madre también viajaba dentro.

En ese momento, la mujer lo reconoció e increpó por su actitud a tal punto que lo “fajó a chancletazos”.

La madre del delincuente, angustiada por lo sucedido, sacó su teléfono celular y llamó a la policia para entregarlo.

Así fue que, el sujeto fue trasladado al ministerio público junto con su madre y los pasajeros, quienes levantaron un acta en contra de él para poder ser procesado penalmente.

En la declaración, su la madre comenta que reprobaba completamente los actos de sus hijos ya que ella los educó por el camino de dios.