El presidente Mauricio Macri anunció el jueves que eliminará el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a una serie de productos de la canasta básica, hasta diciembre de este año. La medida forma parte del paquete de políticas que implementó el gobierno luego de perder por amplia diferencia la elección y que la moneda se devalúe alrededor del 25%.

“Mi única prioridad es cuidar a los argentinos”, dijo el mandatario nacional en un mensaje que se reprodujo a través de sus redes sociales. El paquete de medidas fue presentado desde la Casa Rosada para dar “alivio” a la población frente al agravamiento de la crisis económica pero en su mayoría durarán hasta después de las elecciones presidenciales.

Los productos alcanzados por la normativa serán aceite de girasol, maíz y mezcla, arroz, azúcar, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, harina de maíz, harinas de trigo, huevos, leche fluida entera o descremada con aditivos, pan, pan rallado y/o rebozador, pastas secas, yerba mate, mate cocido y té, yogur entero y/o descremado.

Si bien la quita del IVA disminuye impuestos entre el 21% y el 10,5% en los productos, el contexto de devaluación y de consecuente remarcaciones no garantiza que disminuyan los precios, ya que podrá ser absorbido por los productores, que se encuentran fuertemente golpeados por la recesión. Así lo alertaron diversos economistas.