Millones de personas se movilizaron en todo el mundo para reclamar por políticas públicas que frenen el deterioro del medio ambiente a nivel global, que tuvo en los incendios del Amazonas su punto más crítico.

Las marchas abarcan 150 países y se dan en la antesala de la Cumbre de Acción Climática que desarrollará la ONU en la ciudad de Nueva York. La principal referente es una joven sueca de 16 años llamada Greta Thunberg.

Thunberg está nominada al premio Nobel de la Paz por su activismo climático, que empezó a desarrollarlo ni bien finalizó la secundaria y la llevó a recorrer el mundo alzando la bandera del medio ambiente.

Este movimiento logró que la canciller alemana, Angela Merkel, invirtiera más de 110 millones de dólares en políticas destinadas al sector y pretenden que la agenda se imponga en Naciones Unidas.