El Centro Cerrado de Virrey del Pino volvió a ser tristemente noticia: murió uno de los jóvenes que permanecía en el lugar. El hecho fue informado por trabajadores de ATE que trabajan en el lugar. Ocurrió el martes pasado y todavía no se conoce cuáles fueron las causas del deceso.

Meses atrás el instituto había sido denunciado por la Comisión Provincial por la Memoria por llevar a cabo prácticas en contra de los derechos humanos, luego de que varios chicos intentaran suicidarse.

Según informaron los trabajadores de ATE en un comunicado, la muerte del joven ocurrió luego de que haya desarrollado “una ‘gresca’ entre jóvenes que tuvo como resultado el fatal desenlace y otro joven herido internado aún, ya fuera de peligro”. Asimismo, tres jóvenes fueron trasladados a Alcaldía.

“Exigimos respuestas sobre este hecho inaceptable y reclamamos a los funcionarios (autoridades del Organismo de Niñez Provincial) Pilar Molina y Felipe Granillo que atiendan y escuchen a lxs trabajdorxs. Hemos solicitado innumerables audiencias, por nota, por teléfono o en el marco de nuestras medidas de fuerza, justamente para evitar lo evitable. Una vez más exigimos una audiencia inmediata”, señalaron los trabajadores en el comunicado.

Asimismo, denunciaron que tanto los adolescentes alojados en la institución como los trabajadores padecen “la falta de personal y de condiciones dignas de alojamiento y de trabajo”. Entre ellas enumeraron: “sobrepoblación, hacinamiento, violencias sistemáticas, aislamiento, condiciones de detención, encierro y edilicias deplorables, falta de recursos materiales y de personal, operadorxs y/o profesionales sobrecargadxs de tareas y responsabilidades y militarización de los centros penales con cada vez más agentes del SPB”.

En ese sentido explicaron que el centro cerrado de Virrey del Pino, denunciaron que el Servicio Penitenciario Bonaerense “ha avanzado de tal manera, que se instalaron códigos y una cultura propia de las cárceles comunes. Esta situación, genera un estado de tensión y conflicto constante, donde venimos denunciando la sistemática presencia de gran cantidad de elementos corto punzantes y la alta conflictividad y niveles de violencia en el centro penal, sospechando que las peleas se producen en complicidad con el Servicio Penitenciario”.

La misma situación fue denunciada reiteradas veces por la Comisión Provincial por la Memoria.