Según los voceros, el uniformado de apellido Trejo, que cumplía funciones en la DDI de La Matanza, era quien manejaba la camioneta oficial Toyota Hilux con 100 kilos de marihuana empaquetada y con dos civiles a bordo.

Por lo trascendido se supo que Trejo intentó evadir un control policial y no se identificó como policía hasta que los oficiales hallaron los estupefacientes.

Por estos hechos ya tomó intervención la Auditoría General de Asuntos Internos de la Provincia de Buenos Aires encabezada por Guillermo Berra, quien desafectó a Trejo quedando así detenido junto a sus dos acompañantes.

Cabe reseñar que la pesquisa comenzó por una denuncia anónima alertando que de manera inminente un sujeto haría una transacción de una importante cantidad de estupefacientes en un comercio ubicado en la Ruta Provincial N° 4, Camino de Cintura al 3.400 (inmediaciones del Shopping San Justo)

Tomó intervención el Juez Federal Nº 3 de Morón, Néstor Barral, Secretaría Nº 10 de Pablo Acosta y se dispuso una discreta vigilancia encubierta de ambos lugares.

En esas circunstancias el personal advirtió el arribo del rodado Renault Sandero e inmediatamente la circulación de una camioneta Toyota color blanca, doble cabina, sin dominio colocado, que se detuvo frente al portón de ingreso a un lavadero de autos existente en el lugar, arribando enseguida al mismo sitio la Sandero que estaba previamente estacionado a distancia.

Ahí bajan de la camioneta los dos sujetos que la tripulaban, haciendo gestos o ademanes hacia el otro rodado para que se aproxime. En ese momento, se dispuso la inmediata interceptación de los mismos, logrando reducir a todos los involucrados.

Asimismo se requisaron los rodados, y se constató que en el interior de la camioneta Toyota, en el asiento trasero, cinco cajas de cartón conteniendo un total de 129 panes de marihuana, como así también una libreta de servicios.

De forma preventiva, Guillermo Berra, desafectó  al jefe de la DDI La Matanza y a todo el personal que prestó servicio el jueves 11 de julio por la noche.