Los gremios docentes bonaerenses rechazaron ayer la nueva propuesta del gobierno de María Eugenia Vidal por lo que se espera una medida de fuerza para el inicio de clases, que tiene fecha el día 6 de marzo.

El Gobierno bonaerense cambió el discurso que sostuvo a lo largo de 2018, negando sistemáticamente un acuerdo atado a inflación con los docentes, y este año propuso que el salario de los docentes aumente a la par del incremento de los precios.

Sin embargo, los docentes reclaman un reconocimiento salarial por los más de 15 puntos perdidos el año pasado, cuando su sueldo cerró por decreto de Vidal en 32% y la inflación oficial fue del 47,6%.

En la reunión del miércoles, el segundo encuentro del año, el gobierno mejoró la propuesta ofreciendo sólo un 5% extra como compensación por el año pasado a cobrar el año que viene, en el mes de enero. También prometió establecer un “salario mínimo garantizado” que contempla a los maestras de grado que cobran sueldo inferior a $18.450 y de $16.490 para preceptores.

La propuesta fue rechazada por los gremios, agrupados en el Frente de Unidad Docente Bonaerense (compuesto por Amet, Feb, Sadop, Suteba y Udocba), que quieren un porcentaje mayor para recuperar lo perdido el año pasado y aseguran que el salario mínimo “achica la pirámide salarial”, ya que para muchos maestros con menos de 18 años de antigüedad el aumento es mínimo.

“Aplica el 47,6% de inflación a $ 12.500, que era el salario de diciembre de 2017, y eso te da $ 18.450. Pero el que cobra $ 18.000 recibe $ 450 pesos”, aseguró el titular de Suteba, Roberto Baradel.

En la otra vereda, el gobierno defendió -a través de su portavoz, el ministro de Economía Hernán Lacunza- que presentaron “la propuesta más equitativa y progresista” que pueden hacer.

Sin acuerdo entre las partes, los docentes bonaerenses preparan un plan de lucha para el inicio de clases que se definirá estos días: analizan llamar a un paro nacional de 48 horas para el próximo miércoles y jueves y adherir a la huelga de mujeres prevista para el 8 de marzo, tal como lo definió esta tarde la federación de sindicatos docentes CTERA.

En La Matanza, la seccional de Suteba realizó ayer una asamblea extraordinaria en la que se definió la convocatoria a un paro de 72 horas, en línea con la medida anunciada por CTERA.