(Foto: Federico Martín)

Cristina Fernández de Kirchner no esperó para comenzar a definir el rol de su espacio político dentro del arco opositor al gobierno de Mauricio Macri. En el mismo momento que concedió la victoria a Cambiemos en la elección legislativa, le marcó la cancha al peronismo no kirchnerista al señalar que Unidad Ciudadana “es la base de una construcción alternativa al Gobierno”.

La ex presidenta indicó que el frente electoral que encabezó estas elecciones “creció en relación a los votos que obtuvo en las PASO y es la oposición más firme al gobierno nacional”. Además, señaló que “Nos hemos enfrentado a un poder inédito desde la recuperación de la democracia, y para nosotros todo empieza hoy”.

Las palabras de Fernández de Kirchner son una respuesta a la intención del peronismo no kirchnerista de convertirse en la principal oposición al Gobierno de cara a 2019. La mala elección de los gobernadores peronistas y la merma de votos de los espacios de Massa y Randazzo deja al espacio conducido por la ex presidenta como el que mayor cantidad de electores reúnen. “Sembramos una semilla que vamos a regar todos los días con esperanza”, dijo.